La Pedofilia es una enfermedad mental

A veces escuchamos en las noticias como algunos individuos, en su mayoría hombres, buscan abusar sexualmente a niños o niñas, cada vez que tienen la oportunidad de hacerlo. Esto para los padres, como es lógico, es motivo de preocupación, por lo que es importante encontrar la manera de proteger a sus hijos.

La pedofilia, o paidofilia como algunos la llaman, es una enfermedad mental que sufren los individuos que sienten satisfacción o placer sexual a través de actividades o fantasías sexuales con menores de edad, que usualmente son chicos de 13 años de edad o menos.

No es común ver pedófilos buscando niños o niñas de 3, 4 ó 5 años de edad, según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM IV-TR), los agresores que buscan niñas para atacarlas por lo general van entre las edades de 8 y 10 años. Si el pedófilo prefiere que su víctima sea de sexo masculino, este usualmente lo va a buscar un poco mayor de los 10 años de edad.

Esta es una enfermedad muy controversial y la gran mayoría ven a estos individuos como unos simples criminales y perversos, sin embargo, existen grupos que dicen que estas personas necesitan de tratamientos psicológicos, aún en un ambiente protegido, ya sea en una prisión o la cárcel.

Sin duda, el asalto sexual a un menor tiene consecuencias graves en las víctimas y la necesidad de un tratamiento es inminente.

La Academia Americana de Psiquiatría para Niños y Adolescentes dice que un total de 80 mil casos de abuso sexual en menores son reportados cada año y que el número de casos sin reportar es aún mayor.

Es importante saber que la mayoría de las veces los responsables de estos actos son familiares y conocidos.

El abuso sexual, ya sea por una violación o un acoso sexual, puede llevar a la víctima a buscar ayuda psicológica o los servicios de un profesional en salud mental. Algunas de las consecuencias que se ven en las víctimas de abuso sexual incluyen estrés postraumático, depresión, trastornos de ansiedad y otros desordenes psicológicos.

Aúnque extremadamente controversial, existen varias escuelas psicológicas que pueden ayudar a los pedófilos. Algunos proveedores de salud mental recomiendan el uso de un tratamiento farmacológico combinado con terapias habladas, ya sean individuales o de grupo.

Para las víctimas también existe ayuda y es muy recomendable que la busquen, ya que las consecuencias psicológicas y emocionales pueden ser graves en caso no recibir ningún tratamiento.

Visite http://es.wikipedia.org/wiki/Pedofilia para más información.

Esta entrada fue publicada en Artículos, Pedofilia. Guarda el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.
5200 Park Rd., Suite 230 Charlotte, NC 28209. Tel: 704-930-1194 Fax: 704-315-5192