¿Terapia o Juego?

Hace días me llamó una señora y me dijo que se sentía un poco molesta con el servicio que estaba recibiendo su niña de 4 años de edad porque la persona que estaba supuesta a darle las terapias psicológicas y ofrecerle un servicio profesional para ayudar a su hija, solo jugaba con ella.

Esta madre no veía a la profesional tener una conversación con su menor acerca de los problemas que estaba experimentando.

Después de hablar con esta madre pude entender lo que estaba sucediendo entre la consejera de salud mental y su hija.

Sin duda, la terapeuta estaba usando una técnica de psicoterapia que muchos profesionales utilizan cuando trabajan con niños para explorar sus sentimientos y poder entender su comportamiento, la Terapia de Juego.

Para algunas personas es difícil entender que la terapia convencional que se usa con personas mayores no es la mejor intervención cuando se trabaja con niños, especialmente cuando están entre las edades de 3 y 11 años aproximadamente.

Durante esta fase de sus vidas, los niños usan el juego como una forma de comunicación, por lo tanto es común que un psicoterapeuta use la Terapia de Juego como instrumento para poder entender sus sentimientos y explorar como ellos perciben su mundo interno y externo.

En la infancia, el juego es la actividad que los niños usan con mucha frecuencia y es mediante esta práctica, que muchas veces ellos expresan sus fantasías, temores, conflictos y sueños.

Hace años se pensaba que llevar a un niño al psicólogo o donde un profesional de salud mental era porque estaba “loco”, afortunadamente, muchos padres de familia hoy día están entendiendo que consultar con un experto puede muchas veces prevenir algunos problemas futuros o también puede ayudar al niño a procesar ciertas situaciones que se estén presentando en el ámbito familiar, ya sea un divorcio, una separación, un duelo o discusiones violentas entre los padres.

Un error muy común de muchos padres es creer que las terapias van a mejorar el comportamiento de sus niños inmediatamente, como por obra de magia; que después de un par de sesiones les van a devolver un niño sumiso, dócil y obediente. Además es extremadamente difícil obtener resultados positivos cuando los padres no se involucran y no asisten a las terapias con sus hijos.

El profesional que está trabajando con los niños, necesita de la colaboración de sus padres para poder buscar una solución conjunta al problema que se está viviendo en el hogar.

Es importante mencionar que no cualquier persona puede llevar a cabo una terapia de juego. Estas personas tienen un entrenamiento muy especializado y poseen una habilidad única para entender e involucrarse en el juego del niño. Son capaces de crear una relación de seguridad y confianza para que los niños puedan expresar sus conflictos internos y a su vez pueden ayudarles a reconocer y explorar esas situaciones que están afectando sus vidas de forma negativa.

Existen muchos casos en los que los niños se pueden beneficiar de esta clase de tratamiento. En nuestra comunidad podemos ver algunos niños con baja autoestima, miedos excesivos, agresivos, con preocupaciones, angustia y sumamente inseguros. Una serie de sesiones de terapia de juego también podrían ser provechosas para niños con problemas de hiperactividad, ansiedad y depresión.

Cuando un niño es víctima de maltrato físico, emocional, ha sido abusado sexualmente, ha presenciado violencia familiar o ha sido abandonado, obviamente se podría beneficiar enormemente de estas terapias.

Es interesante ver como algunos profesionales también trabajan con niños que van a experimentar algún procedimiento médico y utilizan la terapia de juego para informarles acerca del tratamiento, por ejemplo una cirugía. Una hospitalización puede ser muy estresante para el niño e inclusive para sus hermanitos y otros familiares. Muchas veces los niños se sienten temerosos y confundidos. La terapia de juego en este caso puede ayudar al niño a entender mejor el proceso y disminuir el estrés que causan estas situaciones.

Para más información acerca de este tema visite http://www.terapiadejuego.es/webs/LA%20TERAPIA%20DE%20JUEGO%20EN%20EL%20TRATAMIENTO%20DEL%20ESTR%C9S%20POSTRAUM%C1TICO.pdf

Esta entrada fue publicada en Artículos, Niños y adolescentes, Terapia de Juego. Guarda el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.
5200 Park Rd., Suite 230 Charlotte, NC 28209. Tel: 704-930-1194 Fax: 704-315-5192