¿No puede controlar el estrés?

 

Son muchísimas las razones y causas por las cuales una persona puede enfermarse. También existe un sin número de enfermedades que pueden tener orígenes fisiológicos, psicológicos y emocionales.

Encontrar una respuesta exacta de cuál es el origen de muchas enfermedades es algo que sería muy difícil de determinar. Muchas veces la ciencia y proveedores de salud no se pueden poner de acuerdo en cual puede ser la causa de porqué alguien desarrolla ciertas enfermedades.      Sin embargo, en algo que la mayoría de profesionales de salud posiblemente están de acuerdo es que el estrés muchas veces puede empeorar seriamente el estado físico, psicológico o emocional de un individuo. Y es que situaciones que nos producen estrés es algo que raras veces podemos evitar.

Demasiado trabajo o la falta de trabajo, las cuentas, los hijos, la escuela, y otras obligaciones diarias son algunos de los factores por los cuales nos estresamos y muchísimas veces perdemos el control. Pero lo grave no es estar estresado, sino, no saber cómo lidiar con estas situaciones. Buscar refugio en la nicotina, alcohol y drogas sin duda, va a empeorar la situación.

Estudios revelan que la relación que existe entre el estrés y la mayoría de las enfermedades psicológicas o emocionales es sin duda algo alarmante.

Las enfermedades clínicas como la depresión, desordenes de ansiedad, entre otras, nos muestran que puede existir una relación directa con los niveles de estrés que el individuo pueda estar experimentando. La clave es reconocer cuando se está perdiendo el control y si siente que está a punto de “explotar”. Esto puede ser perjudicial no solo para su salud, sino también para aquellos que están alrededor suyo.

Dentro de las enfermedades emocionales más comunes en la comunidad hispana podemos señalar la Depresión, Ansiedad Generalizada y el Estrés Postraumático. Así como la gran mayoría de enfermedades físicas, estas también se pueden agravar si su nivel de estrés está por las nubes.

Es importante también saber que su cuerpo puede muchas veces sufrir consecuencias serias debido a emociones fuertes tales como rabia, frustraciones, o si se siente muy tenso.

Usualmente las personas que gozan de una buena salud psicológica están conscientes y prestan mucha atención a sus pensamientos, sentimientos y comportamiento. Ellos han aprendido mediante técnicas saludables a lidiar con el estrés y a resolver los problemas que encuentran en la vida diaria. Se sienten bien con ellos mismos y gozan de relaciones saludables. Sin embargo, existen situaciones en las que a veces no podemos evitar sentirnos mal y podemos perder fácilmente el control, como la pérdida del trabajo, la muerte de un ser querido, un divorcio, estar en una relación abusiva, etc.

En situaciones de esta índole, las cosas usualmente no nos salen como quisiéramos y podrían llevarnos a un hueco emocional que muchas veces es difícil de salir. Sin embargo, una intervención por parte de un profesional de salud mental le podría ayudar de manera significativa.

La siguiente es una lista de algunas actividades que usted puede hacer para reducir el estrés:

 

  • caminar
  •   Correr
  •   Ejercicios   cardiovasculares
  •   Meditar
  •   Orar
  •   Yoga
  •   Tai-Chi
  •   Masajes
  •   Respirar   profundamente
  •   Escuchar   música
  •   Hipnosis
  •   Acupuntura
  •   Bailar
  •   Evitar   consumir cafeína
  •   Evitar fumar
  •   Evitar las drogas   (alcohol, marijuana, etc.)
  •   Tomar   descansos o vacaciones
  •   Mantener un   balance en sus responsabilidades
  •   Trabajos de   artesanía
  •   Hacer cosas   que le agraden
  •   Aprender a   perdonar y aceptar que vivimos en un mundo imperfecto

 

  •   Trabajo   voluntario
  •   Jugar con   animales
  •   Escuchar   sonidos de la naturaleza (mar, rios, lluvia, canto de los pájaros)
  •   Reir
  •   Ver películas   cómicas
  •   Ir a un centro   comercial
  •   Ir a un cine
  •   Ir al centro   (downtown)
  •   Relajar los   músculos
  •   Comidas   saludables (frutas, vegetales, etc.)
  •   Mantener una   rutina
  •   Pasar tiempo   con personas agradables, positivas
  •   Leer libros de   auto-ayuda
  •   Enfocarse en   el presente
  •   Hacer trabajos   de jardinería
  •   Escribir
  •   Dibujar
  •   Acuéstese y   descanse
  •   Aprenda a   decir “NO”
  •   Evite   procrastinar
  •   Evitar ver   películas violentas

Para mas información acerca de cómo reducir el estrés visite: http://www.vitonica.com/wellness/8-estrategias-para-reducir-el-estres

Esta entrada fue publicada en Ansiedad, Artículos, Depresión, Desarrollo Personal. Guarda el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.
5200 Park Rd., Suite 230 Charlotte, NC 28209. Tel: 704-930-1194 Fax: 704-315-5192