Pensamientos obsesivos

 

¿Cómo hago para evitar pensamientos negativos que me atormentan día y noche? ¿Qué hago para dejar de preocuparme y dejar de pensar que voy a perder la cabeza? Estas son algunas de las preguntas que se hace una persona que está sufriendo de Trastorno Obsesivo-Compulsivo.

El desorden o trastorno obsesivo-compulsivo lleva a la persona a tener pensamientos que no desea (esto se conoce como obsesiones) y se ve en la necesidad de repetir ciertos comportamientos (compulsiones) para contrarrestar los pensamientos u obsesiones.

Las obsesiones son ideas e imágenes que pasan por la cabeza de un individuo una y otra vez y la persona no puede controlarlas. Algunos tienen estos pensamientos ocasionalmente, pero otros lo sufren la mayor parte del tiempo. Esto lleva al individuo a elaborar rituales o comportamientos para tratar de neutralizar los efectos debido a los pensamientos obsesivos. Un ejemplo muy común para explicar esta enfermedad es el de la persona que cree estar contaminada con gérmenes o bacterias. Debido a estos pensamientos (obsesiones), el individuo se lava las manos una y otra vez y puede repetir esta acción hasta cien veces o más.

Dentro de las obsesiones más comunes se encuentran:

1) El temor a los gérmenes y la mugre

2) Una preocupación excesiva por el orden

3) Preocuparse de no haber terminado una tarea, aun cuando el individuo sabe que ya la ha hecho o concluido

4) Repudio por los líquidos corporales

5) Un temor mas allá de lo razonable de tener pensamientos malos

6) Pensar en ciertos sonidos, números o palabras la mayor parte del tiempo

7) Miedo a hacerle daño a otras personas, usualmente a un familiar o amigo cercano

 

Por otro lado, la persona siente la necesidad de crear ciertos rituales o compulsiones. Dentro de las compulsiones más comunes tenemos:

1) Cepillarse los dientes, limpiar, bañarse o lavarse las manos muchísimas veces durante el día

2) Asegurase una y otra vez que las puertas están cerradas, o que los aparatos electrónicos están apagados

3) Ordenar las cosas de cierto modo y se disgusta cuando alguien se las acomoda de otra manera

4) Estar constantemente contando hasta cierto número

5) Guardar cartas, recibos, tarjetas o periódicos que ya no necesita

6) Buscar aprobación por parte de otros para sentirse un poco más seguro

Afortunadamente existe ayuda para las personas que sufren de esta enfermedad. La combinación de una terapia hablada y medicamentos es algo que muchos profesionales de salud mental utilizan y tienen resultados muy favorables.

Busque ayuda si se identifica con las señales y síntomas de esta enfermedad.

Esta entrada fue publicada en Ansiedad, Artículos, Desordenes de Ansiedad. Guarda el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.
5200 Park Rd., Suite 230 Charlotte, NC 28209. Tel: 704-930-1194 Fax: 704-315-5192